“Si miramos hacia los orígenes del Banco Central y su devenir hasta la década del 70’ podemos advertir el daño a la economía que se produjo a partir de la expansión del crédito al gobierno y es gracias a su autonomía, la que realmente adquiere en 1990, junto a su carácter técnico que nuestro país ha logrado de forma sostenida controlar la inflación y gozar de un prestigio económico, solvencia y seriedad en el mercado financiero internacional”.

 

 

 

CAROLINA SALINAS
Abogada, Licenciada en Historia y en PhD. en Derecho PUCV // Máster en Estudios Internacionales Universidad de Chile // Académica Universidad de Valparaíso y PUCV // Asociada de Investigación en la Universidad de Harvard.