“Aún cuando nos queda un largo camino para lograr una sociedad más plena y justa, es indudable que este camino será menos errático mientras las instituciones se mantengan sólidas e independientes a nuestro quehacer legislativo. El banco central ha sido un pilar fundamental para fijar las condiciones de borde que garanticen la estabilidad institucional en Chile. El banco central debe mantener su autonomía para lograr la estabilidad inflacionaria ya que después de todo no existe otra variable económica que garantice un impacto tan transversal a nuestra sociedad”.

 

 

DUSAN PAREDES
Decano de la Facultad de Economía y Administración de la Universidad Católica del Norte.