“La inflación ha sido un problema persistente en la región, afectando principalmente a la población más pobre de los países, quienes destinan casi la totalidad de su ingreso a consumo y por lo tanto no tiene la capacidad de resguardar sus recursos de este impuesto que es la inflación. Hasta antes de la autonomía del Banco Central, Chile no estaba ajeno a este problema, la inflación promedio en los 80s fue 21,5%. No obstante, la autonomía y objetivos estipulados en su LOC permitieron converger a una tasa baja y estable anclada en el 3%, soslayando presiones de corto plazo o de otra índole comunes en otros esquemas de gobernanza.”

JORGE VALVERDE CARBONELL
Director ejecutivo de Confluir Chile // Economista y master en análisis económico de la Universidad de Chile // (c) PhD. Economía Universidad de Maastricht, Países Bajos // Ex jefe de gabinete y coordinador del Ministerio de Hacienda.