“La efectividad del Banco Central depende de la confianza que le tengamos. Su independencia para implementar decisiones de política y cumplir con su mandato fortalece su capacidad de influir en las expectativas, protegiéndolo de la influencia excesiva del ciclo político. Esto nos permite tener un Banco Central creíble para controlar la inflación y capaz de apoyar al sistema financiero y la economía en momentos de inestabilidad. Los últimos 32 años son testimonio de ello.”

 

 

JULIO RIUTORT
Economista U. Católica // PhD en Finanzas The University of Texas at Austin // Profesor de Finanzas en la Universidad Adolfo Ibáñez