“La autonomía del Banco Central ha sido una provisión adecuada para mantener una inflación controlada, ha logrado promover una coordinación efectiva entre la política monetaria y la política fiscal, favoreciendo una mirada económica de largo plazo y con capacidad de adaptarse a los cambios nacionales e internacionales de los mercados financieros. La nueva constitución política de Chile debe resguardar esta provisión, con énfasis en fortalecer la transparencia y la rendición de cuentas de este órgano independiente a la ciudadanía y al sistema económico en su conjunto.”

VERÓNICA PINILLA
Administradora Pública // Ph.D. in Social Policy and Administration // Directora del Instituto Desafíos de la Democracia, IDD // Miembro del Consejo Asesor de Chile Transparente // Consultora Internacional y Docente en temas de Modernización del Estado y Gestión Pública // Ex Vice Presidenta de la Comisión de Gasto Público